Archivo por meses: agosto 2022

Jefe del Comando Conjunto de las FF. AA: «Ha sido un duro golpe al terrorismo»

En declaraciones para la prensa, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, General Manuel Gómez de la Torre dio el balance sobre el operativo especial realizado en el Vraem. «Ha sido un duro golpe al terrorismo», anunció.

El Etnocacerismo : Entrevista a Antauro Humala Tasso

El etnocacerismo (o etnonacionalismo peruano) es una doctrina política peruana caracterizada por el etnonacionalismo que evoca tanto el poderío y la identidad del Imperio inca o Tahuantinsuyo, la admiración a la figura de Andrés Avelino Cáceres y a la época prehispánica, así como el nacionalismo de las fuerzas armadas peruanas de la época republicana. Historia El etnocacerismo fue fundado por los hermanos Antauro Humala y Ollanta Humala en 1987 como doctrina militar contrainsurgente durante el conflicto armado interno. Este temprano etnocacerismo criticaba el manual de combate ME 41-7 que utilizaban los generales de las fuerzas armadas. El ME 41-7 aplicaba las tácticas de los aliados en la Segunda Guerra Mundial y de los Estados Unidos y Francia en sus colonias a las provincias campesinas donde predominaba Sendero Luminoso. Los etnocaceristas se oponían a este modelo que era foráneo a la situación particular del Perú y colonizador hacía la población campesina capturada por Sendero Luminoso. Ollanta y Antauro proponían el etnocacerismo como una alternativa más eficaz para que el gobierno venza a Sendero Luminoso con ayuda de los pueblos indígenas.3​ Isaac Humala —antiguo militante marxista del Partido Comunista Peruano y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)— forma su Instituto de Estudios Etnogeopolíticos (IEE) en 1989 para promover las ideas etnocaceristas. El etnocacerismo es una forma de socialismo étnico que rechaza abiertamente la democracia al estilo neoliberal y se propone un estado neo-incaico y etnocrático basado en principios incaicos y la reivindicación de la «raza cobriza» (indígena americana).4​ Actualmente, el Movimiento Etnocacerista Peruano es liderado por Antauro Humala (hermano del expresidente Ollanta Humala). La mayoría de sus integrantes son reservistas del Ejército peruano y veteranos del Conflicto del Falso Paquisha y la Guerra del Cenepa contra Ecuador y de la lucha contra Sendero Luminoso.[cita requerida] Varios militantes bajo el liderazgo de Antauro participaron en dos rebeliones como, el Levantamiento de Locumba (2000) y el intento de golpe de Estado junto a la asonada conocida como el Andahuaylazo en el 2005. Ideología y situación en el espectro político Rasgos ideológicos El principal pilar del etnocacerismo es la reivindicación de la «raza cobriza» que, de acuerdo a los etnocaceristas, debe volver a gobernar al Perú, algo que no sucede desde la llegada de los españoles en el siglo xvi. La especie humana tiene cuatro razas, de las cuales una está prácticamente apartada, la blanca domina el mundo, la amarilla tiene dos potencias, China y Japón, y la negra pese a no estar tan bien como las dos anteriores al menos domina su continente. En cambio, la cobriza no gobierna en ningún lado. Nosotros pensamos hacer eso, parece algo imposible pero somos utópicos en ese sentido, tenemos esperanza en momentos en que esta ya se ha perdido, eso es lo que nos diferencia. El segundo pilar del etnocacerismo es el nacionalismo, para lo cual se evoca como símbolo al héroe Andrés Avelino Cáceres, quien encabezó la resistencia durante la invasión chilena en la Guerra del Pacífico y nunca se rindió. Por ende, considera a Chile como el mayor enemigo del Perú. Sobre la base de estos dos pilares ideológicos, los objetivos políticos del etnocacerismo incluyen: La reafirmación de la identidad andina, así como también la conformación de un estado que abarque los antiguos territorios del Imperio Inca (principalmente Perú y Bolivia). La nacionalización de la industria peruana (empezando por revertir las privatizaciones recientes). La aplicación de la pena de muerte en caso de traición a la patria durante guerra externa, establecido por la constitución. La legalización del cultivo de la coca junto a una lucha implacable contra el narcotráfico. Hacer frente a la amenaza que representa Chile, considerado enemigo del Perú, así como la recuperación de Tarapacá y Arica. Ser un país bilingüe obligatorio (español y quechua).[cita requerida] Tener como referencia el gobierno de Andrés Avelino Cáceres, militar y político peruano que luchó en la guerra del Pacífico y del general Velasco Alvarado, impulsor del Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas en la década de 1970. Posición espectro político Los miembros etnocaceristas consideran que su ideología está fuera del espectro político convencional, empleando el concepto de tercera posición para identificarla.​ Algunos medios de comunicación —y ciertos etnocaceristas— perciben el etnocacerismo como de izquierda o extrema izquierda política. Debido a que el etnocacerismo suele evocar símbolos andinos estilizados para semejarse a la simbología nazi alemana, la doctrina ha sido descrita por varios medios como una forma de fascismo amerindio peruano.