Perú Aprobó US$ 820 Millones Para Comprar Nuevos Tanques

Fuente diario La República

Ángel Páez.
“Qarpay Nina”, así se llama el proyecto secreto del Ejército para reemplazar a los cincuentenarios tanques soviéticos T-55.

“Qarpay Nina” es una expresión en quechua que significa “Sembrar fuego”, un término simbólico para referirse al proceso de adquisición de 110 carros de combate que hace varios años persigue el instituto armado.

Esta vez el Ejército cuenta con fondos para uno de sus más ambiciosos y acariciados objetivos en décadas.

El Ministerio de Economía y Finanzas aprobó recientemente el Proyecto de Inversión Pública (PIP) que presentó el Ejército para sustentar el financiamiento de “Qarpay Nina” por 820 millones de dólares.

La suma comprende la adquisición de 110 tanques de reciente generación. También igual número de vehículos blindados de transporte de personal y material de guerra, para reemplazar a los viejos M-113 de fabricación estadounidense.

Solo el lote de tanques representa por lo menos el 70 por ciento del costo total del proyecto “Qarpay Nina”.

De acuerdo con fuentes militares, el plan incluye la adquisición de munición e infraestructura de apoyo y la repotenciación de una parte de los T-55.

Todo dependerá de lo que ofrezcan como compensación tecnológica (Off Set) las empresas que han presentado sus propuestas al Ejército.

El Comité Especial Técnico Operativo (CETO), bajo la presidencia del general de brigada Harold Lucho Avendaño, es el encargado de los estudios y de la evaluación de las ofertas.

La última propuesta que ha recibido el CETO proviene de Corea del Sur, que ha presentado el K-2 “Black Panther”, fabricado por la compañía Roten, dependiente del conglomerado Hyundai Motor Group.

El K-2 “Black Panther” es considerado un vehículo muy valioso, pero su costo es uno de los más altos del mundo.

El CETO se encuentra en la fase final de la evaluación. Ha revisado el “Oplot” y el T-64M “Bulat”, de Ucrania, y dos modelos del tanque alemán Leopard: la versión 2A4, ofertada por España, y el 2A6, ofrecida por Holanda. Los rusos han planteado el T-90S.

GRANDES DIFERENCIAS

Al enterarse de las propuestas española y holandesa de Leopard 2A4 y 2A6 usados, Palacio de Gobierno solicitó a la Comandancia General del Ejército un estudio comparativo con el T-90S.

Los técnicos del instituto militar reportaron que una de las grandes diferencias del Leopard con el T-90S, es que el vehículo germano “nunca ha participado en conflictos, no tiene experiencia de combate (…), sus cualidades están fundadas en datos teóricos y no han sido probados en condiciones de combate real”.

En cambio, el T-90S “pasó todas las pruebas y tiene experiencias positivas en todos los tipos de climas y terrenos, porque su construcción se basa en la experiencia de combate del tanque T-72”, indica el informe.

El reporte entregado al presidente Ollanta Humala –quien se ha interesado personalmente en la realización del proyecto “Qarpay Nina”–, contiene un amplio detalle de las máquinas rusa y alemana y concluye en que el T-90S se aproxima mucho más a las especificaciones del CETO. En estudios anteriores, el Ejército arribó a la misma apreciación, pero en el 2009, por razones políticas, el presidente Alan García eligió el vehículo chino MBT-2000. Sin embargo, el plan no prosperó.

“El T-90S es de fabricación en serie, tiene garantía del fabricante y un tiempo de servicio no menor de 30 años”, indica el informe.

En cambio, el Leopard 2A6, fabricado por Alemania, pero ofrecido por Holanda, “entró en servicio en ese país como resultado de la modernización de los Leopard 2A4, entregados por Alemania a Holanda en los años 80 del siglo pasado. La modernización se hizo entre 2001 y 2005 y su tiempo de servicio no puede ser mayor a los 15 años”.

El propio Ejército ha resuelto no adquirir tanques usados por los motivos expuestos.
A diferencia de los demás postores, sólo los rusos han desplazado hasta el Perú un ejemplar del T-90S para ser sometido a la mirada de los especialistas.
El martes último, en el desierto Cruz del Hueso –a la altura de San Bartolo, en la Panamericana Sur–, los técnicos rusos iniciaron las prácticas de tiro y otras maniobras con el T-90S, bajo la más estricta observación y reserva de efectivos del Ejército.
http://www.larepublica.pe/19-09-2013/…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Historia, Internacional, Militar, Nacional, Noticias, Perú, Perú Defensa y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s