“Dumping” textil de China e India desaparecerá la industria textil

d3f6f7ce604e372317182d1f9bbbf284_M

El empresario Pedro Manzur fue por muchos años un próspero conductor de una empresa textil que se vio obligada a cerrar debido a la masiva invasión de productos textiles chinos e hindúes a precios “dumping”, es decir inferiores a los ofertados en el mercado local y contra los cuales es literalmente imposible competir. Manzur en esta entrevista exclusiva, con profundo conocimiento de causa y autoridad moral, advierte la urgencia de aplicar salvaguardias o tributos especiales a esos productos importados a fin de competir en igualdad de condiciones; en caso contrario, se corre el riesgo de que la industria textil peruana desaparezca como ha ocurrido con la chilena.

 ¿La decisión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de aplicar un arancel específico de 5 dólares por kilo a las importaciones de telas y confecciones chinas, es una medida que frena la competencia desleal causada por el “dumping” de que adolecen los productos textiles chinos? Creo que es una buena medida, pero le falto algo que debió prever, me refiero a que también existe otro país de práctica comercial tan peligrosa como China que es la India, con alrededor de 1.200 millones de habitantes. Una encuesta realizada por CNN mostró que el 75%, o sea 900 millones, vive con menos de US$1.00 diario.

¿Cree usted que la medida colombiana es replicable en el Perú?

Creo que el Perú debería aplicar salvaguardias a los productos textiles procedentes de todo el mundo, lo cual está previsto por la Organización Mundial de Comercio (OMC), y en uno de sus artículos dice que si algún sector de un país se ve invadido por productos que atenten contra dicho sector, corresponde aplicar salvaguardias con un máximo de 180 días mientras se realiza la investigación, y una vez terminada la investigación aplicar derechos arancelarios hasta por 4 años renovables.

¿Cuál sería idealmente el arancel específico por kilo a las importaciones de telas y confecciones chinas?

El caso del Perú es diferente al de Colombia. Cabe recordar que el 23 de diciembre del 2003 el Indecopi, después de un estudio profundo sobre las secuelas de las importaciones de China, llegó a la conclusión de aplicar salvaguardias sobre dichas importaciones según unas tasas que están en el decreto supremo de esa fecha firmado por el entonces presidente Alejandro Toledo.

SALVAGUARDIAS

¿Por qué razones el gobierno peruano no ha implementado salvaguardias para salvar a la industria textil de la situación desesperante en que se encuentra? ¿Acaso hay intereses económicos creados que lo impiden? Las salvaguardias se aplican por una medida política de acuerdo con el riesgo que implique la invasión masiva de productos sobre dicho sector. Respecto a si existen intereses económicos creados que impiden aplicarlas, sí los hay y estos son los grandes importadores de productos textiles promocionados y defendidos por asociaciones que dicen defender “los intereses del Perú”.

¿Aún es tiempo de recuperar el tiempo perdido y pasar a emular a Colombia y lanzar una decisión política y económica de esta naturaleza? Sí, aún es tiempo, porque como dije anteriormente, la aplicación de salvaguardias es una decisión política que el gobierno de turno puede decretarla en cualquier momento con el fin de defender al sector textil peruano para sacarlo de la situación desesperante en que se encuentra de cierre de empresas a causa del “dumping”, y salvar los alrededor de 3 millones de puestos de trabajo directos e indirectos que se desempeñan en este sector.

¿Y la reducción del 10 al 5% de aranceles, dispuesta por el presidente colombiano a las importaciones de materias primas requeridas para su industria textil local, lo considera replicable en el Perú? En el caso nuestro, no es necesario porque el Perú tiene convenios y TLC con países que son los mayores productores de algodón en el mundo, uno de ellos Estados Unidos, que es primer exportador de algodón mundial. El Perú tiene una producción de algodón que no llega a más del 30 al 40% de las necesidades del país, y el saldo que nos falta lo importamos de los países con los que tenemos TLC. Por supuesto que lo primero que se consume es algodón peruano por su calidad pima y tangüis.

Ud. estuvo al frente de una conocida empresa textil y se vio obligado a cerrarla por el “dumping” no solo chino, sino también hindú, entre otros. Le rogamos nos explique esta sensible experiencia suya.

Mi empresa era una hilandería, tejeduría y tintorería de algodón y mezclas que albergaba alrededor de 1,200 trabajadores y tuvo que cerrar por la masiva invasión de productos textiles de la China y la India traídos a valores “dumping”; es decir, muy por debajo del valor de la materia prima que se cotizaba en la bolsa de Nueva York.

CIERRE DE EMPRESAS

¿Tiene una cifra de cuántas empresas, grandes, medianas y pequeñas del rubro textil han cerrado a causa del “dumping” y cuántos empleos se han perdido? Es casi imposible tener una estadística de cuantas empresas han cerrado. Sucede que en el sector textil son decenas de miles de empresas pequeñas que confeccionan en casas y locales pequeños, bajo condiciones sumamente duras. En cuanto a las grandes empresas, han cerrado alrededor de 20 a 30. Hablando de cifras laborales, las grandes empresas en confección dan trabajo a alrededor de entre 2.000 y 8.000 trabajadores.

¿Cuál es su pronóstico sobre el futuro de la industria textil peruana?

Si no se toman las medidas adecuadas, tendría el mismo final de la de Chile, donde ya no existe el sector textil. A diferencia de Chile, Perú tiene algodones de gran calidad (pima y tanguis) apreciados en todo el mundo, lo que nos pone a la vanguardia y no merece tener este final.

Comex ha salido al ruedo a refutar a Indecopi diciendo que no es cierto que existan productos textiles chinos importados afectados de “dumping”. ¿Esto significaría que en los gremios no hay unanimidad en luchar contra la competencia desleal? En los gremios sí hay unidad, lo que sucede es que Comex defiende a los grandes almacenes e importadores mayoristas.

¿Es cierto que a los empresarios de Gamarra les da lo mismo Chana que Juana y han dejado de ser fabricantes para convertirse en importadores de textiles, incluso de procedencia china? En parte es cierto, los que se han convertido en importadores no pueden dar los puestos de trabajo que daban como fabricantes y confeccionistas.

¿Por qué cree usted que el gobierno no aplica las medidas correctivas para defender al sector textil?

El actual gobierno tiene como política la economía de libre mercado, asesorada por economistas de poca experiencia que creen que el mercado va a regular precios de acuerdo con la ley de la oferta y la demanda, lo cual no es cierto, porque hay países como la China, India, entre otros, que no han suscrito un convenio con la OIT y por esta razón pagan sueldos de hambre, no reconocen ninguno de los derechos laborales que si existen en el Perú y obtienen productos a costos inferiores, contra los cuales es imposible competir en igualdad de condiciones. Esto se llama “competencia desleal”.

chinos 001

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Internacional, Nacional, Noticias, Perú y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s