Planes anexionistas de Pinochet fueron respondidos por Velasco con plan de recuperación de Arica y Tarapacá

Golpe militar contra Salvador Allende abrió paso a cúpula militar y política empecinada en relanzar una nueva guerra de rapiña contra sus vecinos

La difícil vecindad de Chile, generada por sus gobiernos al extremo de haberse convertido en una amenaza bélica contra sus vecinos Perú, Argentina y Bolivia, de manera particular contra el primero, no se explica y no existiría de no haber insurgido la dictadura militar encabezada por el general Augusto Pinochet Ugarte, mediante el golpe sangriento del 11 de setiembre de 1973 contra el gobierno socialista de Salvador Allende Gossens.

Y aunque literalmente el golpe pinochetista fue para derrocar al gobierno de la Unidad Popular, también estuvo dirigido contra el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, que en esa fecha aún presidía el general EP Juan Velasco Alvarado, a quien la cúpula militar chilena le atribuía, sin equívoco, una decidida voluntad militar de recuperar en 1975, en pleno gobierno pinochetista, los territorios usurpados de Arica y Tarapacá por la invasión militar lanzada por la cúpula política y militar chileno-inglesa entre 1879-1883. Este esquema diseñado por el Gobierno Revolucionario de las FF AA no estuvo en el orden del día durante el gobierno de Allende, tomó cuerpo con motivo del ascenso de la cúpula fascista militar al gobierno de Chile, en atención a que su paradigma, Augusto Pinochet, no disimulaba ambiciones territoriales anexionistas en agravio del Perú. Documentos escritos de su puño y letra así lo delataban.

Pinochet y su camarilla, se puede decir, mataron dos pájaros de un tiro, por un lado derrocaron al presidente Allende, cuyo gobierno tenía una innegable base popular y una orientación internacional basada en principios de amistad y unidad con los países de ideario socialista, y por el otro se pusieron al frente como barrera de contención del “comunismo velasquista”. Pinochet, antiperuano recalcitrante, se esmeró mientras estuvo en vida en proclamar su animadversión al Perú. Se recuerda el consejo a los empresarios capitalistas chilenos: “Vayan a comprar al norte que el Perú se está vendiendo, nuestras Fuerzas Armadas los protegerán” o “nuestro límite natural por el norte es el lago Titicaca”, aunque algunos aseguran haber dicho “Arequipa” o expresiones furibundamente belicistas como: “Los peruanos son buenos para morir por su patria y los chilenos son buenos para matar por su patria”, dichas seguramente en alusión al “repaso” que hacía la soldadesca con los heridos en las batallas de San Juan, Miraflores y Chorrillos, en 1881.

Binomio Pueblo-FF AA

Y no era para menos. El gobierno de Velasco rompió todos los esquemas de la dependencia política con los EE UU que caracterizaba a los gobiernos de la región, porque los uniformados lideraban un radical proceso de cambios y lo más peligroso, según la óptica de los dominadores, el Perú por primera vez en su historia, después de la invasión militar chilena de 1879, cuando el país fue hundido económicamente por el saqueo total de que fue objeto, le devolvió al Perú su dignidad, soberanía plena, autoestima, un nuevo espíritu cívico concretado en el llamado binomio pueblo-Fuerzas Armadas y, lo más importante, su identidad nacional, y por primera vez el Perú se reconoció como “país de todas las sangres”, multirracial y pluricultural. Pinochet hizo una proeza parecida, pero no a favor de su pueblo, sino de la cúpula política que retornó al poder luego de haber sido expulsada por Allende.

El odio a Salvador Allende fue exacerbado en las filas castrense chilenas al conocer sus servicios de inteligencia que Allende no tenía ningún propósito de cultivar enfrentamientos con sus vecinos, menos contra el Perú, y más bien se disponía, en caso de haberse consolidado como gobierno, ir hacia una práctica de solidaridad y colaboración plena entre ambas repúblicas, en atención a sus coincidencias políticas, sociales y económicas. Incluso, esto lo podrán certificar sus exasesores socialistas de la época, pues tenía el proyecto de borrar los recuerdos de la guerra del 79 suprimiendo los nombres de los cuarteles referidos a esos episodios. Así por ejemplo, el cuartel santiaguino Tacna, donde torturaron y mataron a muchos opositores chilenos a Pinochet, debía cambiar su denominación. El sueño pacifista allendista quedó truncó por obra de la cúpula militar. Luego de derrocar a Allende, la facción golpista reactualizó sus permanente hipótesis de guerra anexionista con sus vecinos, particularmente contra el Perú, pero esta vez alimentada por consignas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Pentágono, que además de alertarlos de los propósitos reivindicacionistas históricos del gobierno de Velasco Alvarado, le comisionaron a convertirse en punta de lanza de una agresión contra el “comunismo” velasquista.

La consigna les instruía invadir al Perú si es que el velasquismo no era detenido interiormente, lo cual ocurrió el 29 de agosto de 1975 a cargo de un grupo militar, evidentemente amigable con Pinochet y contrario al dispositivo de recuperación de Arica y Tarapacá, con el que el gobierno de Velasco pretendía golpear a Pinochet. (Mañana: “Velasco, ídolo popular; Pinochet dictador sangriento”).

Fuente : La Razón

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Historia, Internacional, Militar, Nacional, Noticias, Perú, Perú Defensa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Planes anexionistas de Pinochet fueron respondidos por Velasco con plan de recuperación de Arica y Tarapacá

  1. Pepe Grillo dijo:

    General Velasco
    Presente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s