Archivo por meses: febrero 2012

COMODORO HORACIO RICCIARDELLI: COMO EX COMBATIENTE DE MALVINAS QUIERO AGRADECER AL PERU Y A LOS PERUANOS QUE NO SOLO NOS DIERON APOYO MILITAR SINO POLITICO

Entrevista al Vice Comodoro (r) Horacio Ricciardelli

Por Juan Cruz Castiñeiras.

Entrevista al Vice Comodoro (r) Horacio Ricciardelli

Foto: Juan Cruz Castiñeiras

A 30 años de la Guerra de Malvinas, ¿nos puedes comentar como es la relación actual entre Argentina e Inglaterra?

La relación actual hay que verla desde el punto de vista de que paso en los últimos 30 años posteriores a la guerra.

En muchos aspectos es muy similar ya que Gran Bretaña está buscando el conflicto, está buscando un pretexto porque quiere reafirmar el único derecho que la asiste que no es ni jurídico ni geográfica, ya que las Malvinas están dentro de la plataforma submarina argentina, ni histórico, lo único que revalidan es la segunda invasión inglesa sobre Malvinas acontecida con la rendición de la plaza militar Malvinas de parte del Gobernador argentino en Malvinas el 14 de junio de 1982, la primera invasión fue en 1833.

Gran Bretaña permanentemente ha accionado con poder militar desde mucho antes del 2 de abril de 1982.

Está en conocimiento de los países y de las Naciones Unidas, este tema, ya que Gran Bretaña no tiene ningún tipo de derecho que lo asista, solo usan las armas para revalidar lo que creen que le corresponde.

Gran Bretaña tiene grandes problemas financieros y económicos, tiene gran desocupación Londres y siempre con el tema de Malvinas azuzan a la población para distraerlos de los graves conflictos internos que tienen.

Algunos hablan de vientos de guerra por Malvinas, ¿Qué opina al respecto?.

No hay vientos de guerra pero tampoco la situación es fácil. La tirantez de la relación es a través de provocaciones permanentes, cuando ellos afirman su presencia invasora colonial en las Islas.

En 1990 se firmaron en Madrid acuerdos con carácter de tratados, firmado por el Presidente Menem favorables para Inglaterra en Malvinas, tanto militar como comercialmente.

La situación de crecimiento de Gran Bretaña es revalidada por la fuerza militar que es el único derecho que les asiste.

Por el lado argentino todo lo contrario el tratado determina zonas exclusivas para Gran Bretaña y en el caso de maniobras aeronavales se debe informar con 48 horas de anticipación y en algunos casos sin anuncio.

En Malvinas se han probado misiles y también hay armamento nuclear, esto es gravísimo ya que ambos firmaron un tratado de no proliferación de armas nucleares.

¿Argentina tiene respaldo de la comunidad internacional en sus reclamos?

Más que internacional, fundamentalmente tiene el respaldo latinoamericano.

El respaldo se lo dio políticamente el MERCOSUR, Uruguay y Venezuela que pertenece a la UNASUR y algunos países han dado apoyo diplomático.

Esto originó que se le cerraron los puertos a los barcos con bandera kelper, kelper se le dice a los habitantes de Malvinas.

Algunos dicen que esta situación es magnificada en Argentina para cubrir la ineficiencia del gobierno de la viuda de Kirchner. ¿Cree que es así?

Creo que algo de eso hay en Argentina, ya que también sirve para tapar grandes problemas que hay en Argentina como los temas económicos y financieros.

Repito las causas son reales. Argentina siempre tomo medidas a favor de Malvinas, solo que ahora llegó a su techo y son medidas valederas y justas.

Si, lamentablemente, ocurre una nueva Guerra de Malvinas, ¿Volvería a combatir?

Claro por supuesto, lo haría sin ninguna duda. Creo que el 98% de los combatientes volverían.

Es una causa justa, no solo es nacional sino latinoamericana.

Como ex combatiente quiero agradecer profundamente al Perú y a los hermanos peruanos que no solo nos dieron apoyo militar sino político con el Presidente Fernando Belaunde Terry y diplomático con el peruano Javier Pérez de Cuellar, en ese entonces Secretario General de la ONU.

Lamentablemente luego de Malvinas vino la traición argentina de parte del Presidente Carlos Menem, cosa que el pueblo argentino repudia. Nuestros vínculos son más fuertes que la relación que pudo haber producto de malos gobernantes.

El Perú y las Malvinas

GUERRA PERDIDA. Soldados argentinos son apresados por comandos británicos.

 Soldados argentinos son apresados por comandos británicos.

 El 2 de abril se cumplirán 30 años del inicio de la Guerra de las Malvinas, un conflicto que es una herida abierta para los argentinos hasta hoy. En la siguiente crónica se revelan detalles poco conocidos del apoyo diplomático y militar que el gobierno de Fernando Belaunde prestó al de su par argentino, Leopoldo Galtieri, en el momento más difícil de la guerra. Y, por primera vez, ofrecen su testimonio algunos de los pilotos que llevaron los 10 Mirage M5 peruanos a la base aérea de Tandil, listos para el combate.

Por ÓSCAR MIRANDA

La tarde del lunes 3 de mayo de 1982, tres ciudadanos argentinos atravesaron la puerta principal de Palacio de Gobierno. Iban a reunirse con el presidente Fernando Belaunde Terry. Estaban el general Héctor Iglesias, secretario del dictador Leopoldo Galtieri, el contralmirante Roberto Nolla y el embajador platense en el Perú, Luis Sánchez Moreno. Víctor Andrés García Belaunde, entonces secretario presidencial, los recibió y condujo al salón donde el arquitecto los esperaba. Una hora y 45 minutos después los visitantes abandonaron Palacio por la puerta de Desamparados, a bordo de un Mercedes Benz dorado, sin prestar declaraciones a la prensa.

“Iglesias trajo una lista inmensa de pedidos”, revela ahora García Belaunde en su oficina parlamentaria. ‘Vitocho’ estuvo junto a su tío en aquellos momentos intensos en los que Belaunde trató de lograr un acuerdo de paz entre Argentina, aliado histórico del Perú, y Gran Bretaña. Para entonces, la guerra llevaba un mes de iniciada y el conflicto bélico ya había revelado su brutalidad con el hundimiento del crucero Belgrano. Belaunde, en un primer momento, se propuso detener la escalada mortal. Pero cuando su esfuerzo diplomático fracasó, decidió prestar apoyo militar al hermano país sudamericano para que opusiera resistencia, en la medida de sus posibilidades, ante el avance de una de las fuerzas armadas más letales del mundo.

Belaunde, el pacificador

Domingo reconstruyó el papel del gobierno peruano en aquellos días gracias a los recuerdos del congresista García Belaunde y del ex canciller de la época, Javier Arias Stella, y al relato que hacen de estos hechos los periodistas argentinos Óscar Raúl Cardoso, Ricardo Kirschbaum y Eduardo van der Kooy en su libro Malvinas. La trama secreta (Buenos Aires, 1983).

Tras el fracaso de las negociaciones auspiciadas por Washington, Belaunde llamó a Ronald Reagan para expresarle su preocupación. Reagan lo puso en contacto con su secretario de Estado, el general Alexander Haig. Según el libro Malvinas…, Haig le pidió que se comunicara con Galtieri para proponerle una salida diplomática. “Presidente, yo soy un militar”, le explicó. “Los ingleses vencerán. Han enviado cien buques y si les hunden uno mandarán tres en su reemplazo. Si les bajan un avión, mandarán cuatro”.

Belaunde y Haig trabajaron una propuesta de siete puntos, entre ellas el cese de las hostilidades, el retiro simultáneo de las fuerzas, la presencia de representantes  de cuatro países amigos para cogobernar temporalmente las islas (Perú y Brasil por Argentina, Estados Unidos y Alemania Occidental por Gran Bretaña) y el establecimiento de un plazo, el 30 de abril de 1983, para llegar a un acuerdo definitivo sobre el futuro del territorio en disputa.

El mandatario peruano pasó todo el domingo 1º de mayo en comunicaciones telefónicas con el general Galtieri, con el canciller argentino Nicanor Costa Méndez y con el propio Haig. Las conversaciones se entramparon porque los ingleses se negaban a que en el acuerdo se dijera que se reconocería los “puntos de vista” de los habitantes de las islas y planteaban que en su lugar se hablara de “deseos e intereses”.

En una de esas conversaciones telefónicas, el dictador argentino le dijo a Belaunde: “Presidente, yo también tengo mi Senado y tengo que consultarlo”, en referencia a los otros dos miembros de la Junta Militar. ‘Vitocho’ García Belaunde, que estaba al lado de su tío en ese momento, dice que tras colgar el arquitecto expresó, frustrado: “Ese tontón está hablando que tiene un Senado, ¿cuál es su Senado? ¡Es una dictadura militar! ¡No tiene Senado!”.

Esa tarde, un submarino de la Armada  británica lanzó un torpedo contra el General Belgrano, un buque crucero argentino de más de mil tripulantes. Murieron 323 personas, casi la mitad de todas las pérdidas humanas que dejaría la guerra. Galtieri estaba reunido con su canciller cuando el almirante Jorge Anaya, comandante de la Armada argentina, entró con la noticia. La Junta Militar, sedienta de venganza, decidió, de inmediato, echar la propuesta peruana al tacho.

El pedido de Galtieri

En una última charla telefónica, en las primeras horas del 3 de mayo, Galtieri le dijo a Belaunde que su gobierno no negociaría más con los británicos. El mandatario peruano lo entendió. Luego de agradecerle sus esfuerzos, el militar argentino le pidió al presidente peruano que recibiera al representante que estaba enviando a Lima. Se trataba del general Iglesias. Galtieri le dijo que quería que su enviado le explicara in situ cuál era la posición argentina en este conflicto. “No había ninguna posición que explicar”, dice García Belaunde. “Iglesias vino a pedir armas. Lo mandaron para pedir algo que no se podía por teléfono”.

El legislador sostiene que el emisario de Galtieri pidió de todo: Mirage M5, Sukhoi, submarinos, tanques, misiles y un largo etcétera. Encontró un entusiasta respaldo en el general Luis Cisneros Vizquerra, un oficial educado en Argentina, apodado ‘El Gaucho’, entonces ministro de Guerra. “No se les dieron Sukhoi porque no sabían cómo pilotarlos”, dice García Belaunde, “y porque, además, el Perú era el único país sudamericano con Sukhoi, lo que iba a significar que iba a terminar involucrado en el conflicto”.
Belaunde también descartó enviar submarinos. Para llegar a Argentina habrían tenido que pasar por Chile y eso habría significado un problema, ya que Augusto Pinochet apoyaba a Gran Bretaña. Se decidió enviar 10 Mirage M5, la aeronave más poderosa que tenía nuestra Fuerza Aérea, con todos sus pertrechos (en realidad, se vendieron a US$ 5 millones, un precio de regalo). Y un lote de misiles Exocet, de la Marina de Guerra.

Los 10 que vieron Tandil

En 1982, el Grupo Aéreo Nº 6, con sede en Chiclayo, era una unidad de élite dentro de la FAP. Los Mirage M5 eran las aeronaves más difíciles de pilotar. Gonzalo Tueros, entonces instructor de vuelo, integraba el Escuadrón 611, que vigilaba el norte del país. Pedro Ávila, junto a su escuadrón, el 612, recorría el sur. Un día de mayo, ambos, junto a ocho de sus compañeros, fueron convocados para una misión secreta: llevar 10 de los Mirage M5 a Argentina para que sean usados en el conflicto de las Malvinas.

Tueros recuerda los ajetreos en la base aérea de La Joya, en Arequipa, preparando las naves. Se les colocaron banderas, escarapelas y números de matrícula argentinos. El piloto guía, el mayor Ernesto Lanao, les dio instrucciones: volarían sobre los 33 mil pies de altura para ahorrar combustible; la ruta sería la frontera chileno-boliviana, ligeramente del lado de Bolivia, que no disponía de radares. Cada Mirage llevaba dos tanques adicionales de combustible (de 450 galones cada una) para poder llegar hasta Jujuy. Allí, luego de una breve escala, reiniciarían vuelo hasta la base aérea de Tandil.

Tueros también cuenta que en Jujuy, mientras las naves eran revisadas, los oficiales argentinos los llevaron a almorzar a un restaurante. “No sé cómo, pero la gente nos reconocía y se acercaba. Nos agradecían que estuviéramos ayudando a su país y nos pedían autógrafos”, dice.

A Ávila lo emocionó encontrarse en Tandil con un grupo de pilotos heridos que, con las cabezas vendadas y los brazos enyesados, recibieron a los peruanos en perfecta formación. Tueros dice que los argentinos estaban tan emocionados que los abrazaban y se les salían las lágrimas mientras les daban las gracias. Algunos pilotos peruanos se conmovieron tanto que preguntaron a sus superiores si podían quedarse a combatir. “Pero nos dijeron que el trato solo había sido llevar los aviones hasta allá y darles instrucción. Y que nosotros debíamos irnos”.

Esa misma noche, los 10 pilotos retornaron a Lima en el Hércules que había llegado con ellos trayendo las armas y pertrechos de los Mirage y al equipo técnico que permanecería en Tandil para ponerlos a punto para el combate.

El asesor peruano

El oficial que recibió a los peruanos en Tandil fue otro compatriota: el mayor FAP Aurelio Crovetto. El entonces comandante del Escuadrón 611 había sido enviado a Argentina semanas atrás, junto con otros dos oficiales, en calidad de observador de la guerra. Poco antes de la llegada de los Mirage, su misión cambió. Los argentinos, enterados de que no solo era un experto piloto sino que también era especialista en lanzamiento de misiles y que dominaba tácticas de combate, pidieron al Perú que se convirtiera en asesor militar.

Fue así que Crovetto terminó siendo un consultor de lujo para los oficiales de la Fuerza Aérea Argentina y, además, el responsable de enseñar a los pilotos argentinos cómo manejar los Mirage M5. Crovetto los instruyó en el lanzamiento de misiles aire-superficie AS-30, contra buques y les enseñó nuevas tácticas de ataque. Instalado en el centro de operaciones de la aviación, en Comodoro Rivadavia, fue un testigo de excepción del desarrollo del conflicto. Dice que siempre admiró el valor de esos oficiales que conducían una guerra que, dado el poderío militar de Gran Bretaña, antes de comenzar ya se sabía perdida. El Estado peruano nunca ha reconocido oficialmente la ayuda militar que se le dio a Argentina pero para Crovetto eso termina siendo secundario. Para él, como para Gonzalo Tueros y Pedro Ávila, su participación en el trágico episodio de las Malvinas perdurará para siempre en su memoria.

A bordo del Submarino Arica (Marina de Guerra del Perú)

La tripulación de un submarino puede pasar hasta un mes sin pisar tierra firme. En travesía de entrenamiento, la autonomía de una nave como está definida por la cantidad de agua y alimentos que puedan llevar: 1,8 m3 de carne congelada, 5 m3 de víveres secos y 20 toneladas de agua.

(Capitán de fragata Luis José Rocha, comandante del BAP Arica)

Comandos de La Marina (Lo mejor de las FFAA del Perú)

Comando Anfibio Promocion 1984
Comandos de La Marina (Lo mejor De Las FFAA Del Perú)

Chilenos de Aysén que sufren represión quieren ser argentinos

El gobierno chileno continúa la fuerte y violenta represión contra los habitantes de la región sureña de Aysén, que  protestan desde hace una semana por el alto costo de vida, el mayor de Chile.

Descontentos por el trato marginal del gobierno chileno, los manifestantes marcharon con banderas que decían «Argentina adóptanos» y denuncian estar aislados, olvidados, marginados y desprotegidos, por lo cual ya no quieren ser chilenos sino argentinos.

Aysén se encuentra  a unos 1.300 km al sur de Santiago y tiene cerca de 100 mil habitantes. Las frutas, verduras y el combustible en esta zona cuestan un 40% más que en el resto de Chile, denuncian los manifestantes.

Los habitantes de Aysén, cuya capital regional es Coyhaique, exigen al gobierno chileno una significativa reducción del precio del combustible, mejora de los servicios médicos y una salida a la falta de empleo, entre otras demandas.

Represión violenta

Organizaciones y grupos sociales de Chile denunciaron este miércoles la excesiva violencia policial para reprimir  las protestas que al momento ya tiene 17 manifestantes detenidos.

Representantes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) se sumaron a las críticas contra la violencia de la policía militarizada de Carabineros, que dispararon contra los manifestantes y vaciaron el ojo derecho  del aysenino Teófilo Haro, de un impacto de balín, según informa la prensa chilena.

El tiro ocurrió a quemarropa, a menos de dos metros de distancia por un uniformado que viéndolo herido y tirado en el suelo, le hizo un segundo disparo al abdomen y le espetó: «aquí te rematé», denunció la víctima en declaraciones a los medios locales.

La integrante del grupo de observadores de Derechos Humanos, Marta Cisterna, advirtió sobre el preocupante estado de Haro porque tiene “balines de acero alojados también detrás del ojo izquierdo” e impactos de balines en el pecho.

Para el vocero de Confech, Noam Titelman, lo que está pasando en la citada región de la Patagonia chilena es la “clara demostración de que la política de desgaste a la que ha apostado el Gobierno no funciona” y que el camino de la represión sólo conduce a que se intensifiquen las protestas.

«Carabineros está ingresando a las poblaciones más humildes de Aysén y está gaseando el interior de las casas», subrayaron los observadores de DD. HH., quienes acotaron que varias personas han debido ser atendidas en instalaciones hospitalarias por heridas con balines de acero y por síntomas de asfixia provocados por las bombas lacrimógenas.

Hay  al menos 17 detenidos, 14 por desordenes y daños, uno por robo. Hay seis personas y 12 carabineros lesionados de manera leve y en Puerto Aysén hay dos detenidos, uno por porte de objeto incendiario y otro por desorden, más cuatro Carabineros lesionados.

Artículos relacionados

Vídeo: policías chilenos golpean a mujer mapuche

Chile: La caída del Imperio Forestal

Gobierno chileno persigue a indígenas mapuches acusándolos de incendiarios

Hipercolonialismo interno se refuerza en América

TVN-Chile: racismo antiperuano en telenovelas

Demandan al gobierno de Chile ante la Corte Interamericana por política penal discriminatoria contra mapuches

Exigen amnistía incondicional para mapuches presos

Chile: golpean a mapuches en huelga de hambre por usurpación de sus tierras

Comunidades pehuenche dan ultimato a gobierno de Piñera

Ministro De Defensa Del Perú (Los Súper Tucanos)

Ministro De Defensa Del Perú – Los Super Tucanos: Se ha conversado con Brasil pero no se ha definido.
El ministro de defensa declaró:
1.-Se ha efectuado una alianza estratégica en industria militar con el Brasil.
2.-El SIMA va a ingresar al enorme mercado brasilero para participar en proyectos de desarrollo.
3.-Se incrementara el número de oficiales que se especializaran en ambos países.
4.- Ni el número ni la compra de los Super Tucanos se ha definido aún.
5.- Se van a efectuar renovaciones y mantenimiento de los activos de las FFAA
6.- Dijo el ministro que el Perú ya cuenta con Tucanos y se tendría que pasar a la tecnología de los Súper Tucanos, eso es renovación concluyó.

Chile cierra frontera con Perú por minas antipersonales

Trascendió que en el lugar se sembraron 12 mil minas antipersonales y 10 mil 900 antitanques en 1975.

Chile cierra frontera con Perú por minas antipersonales

Frontera entre Perú y Chile. (Foto: Internet)

Chile . El Ejército y la Policía de Chile cerraron la frontera con Perú tras detectar minas antipersonales y antitanques sembradas, que habrían sido arrastradas por torrenciales lluvias que afectaron este lunes a esa zona.

Las fuertes precipitaciones en la zona fronteriza entre las ciudades de Tacna (Perú) y Arica (Chile) causaron un torrente de agua que bajó por una quebrada conocida como ‘Los escritores”, que desenterró y arrastró las minas hasta cerca de la ruta que une ambos países, informó la prensa de ese país.

Trascendió que en el lugar se sembraron 12 mil minas antipersonales y 10 mil 900 antitanques en 1975 por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), a unos 800 m de la frontera con Perú.

En este momento no hay salida de vehículos hasta que terminen los trabajos de desactivación o detonación de los explosivos. El servicio del tren de Tacna a Arica tuvo que retornar a media ruta ante la emergencia.

Testimonio de tres oficiales de la FAP (Combate en el VRAE)

El testimonio de tres héroes de la patria y su lucha diaria contra el terrorismo en el VRAE.

Comando EP “Chano” que capturó a “Artemio” le pisaba los talones desde enero del 2011

LEONIDAS CANCHANYA JOAQUIN ENVIADO ESPECIAL
Primer intento de captura fracasó por “soplo” telefónico y el segundo, por tempestad que frustró la operación militar
El captor del escurridizo terrorista Florindo Eleuterio Flores Hala, más conocido como “Artemio”, hizo realidad el dicho de que a la tercera va la vencida, porque en la mañana del jueves 09 cuando lo sorprendió en un paraje de San Juan de Cashiyacu, tendido en el piso de un improvisado lecho, con las manos inutilizadas por impacto de “escopetazos” disparados por un disidente de sus filas, era la tercera ocasión que salía en su busca. Se trataba de la patrulla de 20 comandos dirigida por el coronel EP conocido como “Chano”, su nombre de combate, quien en base a las coordenadas reportadas por la central de inteligencia unificada de las FFAA y la PNP, se había movilizado desde el día anterior, desde La Pólvora (provincia de Tocache), hasta San Juan de Cashiyacu (Juanjui, provincia Mariscal Cáceres) con la consigna de alcanzarlo antes de que se interne al Parque Nacional del Río Abiseo. “Chano”, pocos lo saben, es sobreviviente de la patrulla de comandos que a mediados del 2009 tomó por asalto y liberó al pueblo de Huachocolpa (Huancavelica) de las garras de Sendero Luminoso, donde los narcoterroristas que siguen órdenes de “José” lo dejaron gravemente herido, a consecuencia de lo cual tiene dos placas de titanio en un antebrazo y en el omóplato. Otros dos comandos también fueron heridos, y no hubo bajas fatales. Anteriormente, “Chano” jefaturó dos operaciones militares para capturar a “Artemio”, bajo la dirección del general EP “Castor”, su nombre de combate, jefe de la III Brigada de las Fuerzas Especiales del Frente Huallaga, con sede en Tarapoto, pero en ambas fracasó, porque en la primera el terrorista fue alertado por un “soplón”, a través de una llamada de teléfono satelital sobre la incursión y en la segunda por una inesperada tempestad que se desató cuando se aprestaba a lanzarse sobre el campamento de “Artemio” y frustró la acción.

Primer operativo

La primera operación para capturar a “Artemio” ocurrió el 3 y 4 de enero del 2011, cuando se lanzó al campamento de los terroristas ubicado a 280 km. de Tingo María, en las inmediaciones de los caseríos Tacna y Alto Pacae, distrito José Crespo y Castillo de la provincia Leoncio Prado, en el empinado cerro Tempestad, al que solamente se llega a pie y asciende con sogas, donde “Artemio” en la hora cero fue alertado por un “soplón”, por teléfono satelital, sobre la ocurrencia del operativo. La ayuda del “soplón” solo le permitió ponerse en pie, abandonarlo todo y arrancar, lo que no impidió que los comandos de “Chano” lo sometieran a nutrido fuego de fusilería, entablándose esporádicos combates entre ambas fuerzas. Los comandos lo persiguieron por espacio de 48 horas, hasta que los fugitivos se escurrieron por “caminos de venado”, que solo ellos conocían.

Segundo operativo

Ante las constantes infidencias que boicoteaban las operaciones para capturar a “Artemio”, la Tercera Brigada de Fuerzas Especiales del Ejército de Tarapoto decide realizar su propia cobertura de inteligencia y lo localiza en un bosque de Santa Rosa de Mishollo, en la misma comprensión, donde el 9 de febrero fue traicionado por un disidente de su filas que le disparó un “escopetazo” para cobrar la recompensa que ofrecían por su cabeza. El operativo se realizó el 29 de diciembre del 2011 a las tres de la madrugada, y cuando todo indicaba que esta vez no sería alertado por ninguna llamada satelital, una violenta tempestad, seguida de descargas eléctricas, se desató en momentos que los comandos tenían en la mira de sus fusiles al nuevo campamento de “Artemio”.

Gracias a la ayuda del resplandor de las descargas eléctricas, los vigías terroristas advirtieron la presencia de los comandos y uno de ellos como empujado por un resorte les disparó un cohete “Instalazza” que pasó por encima de las cabezas de los militares. Los comandos tuvieron que aceptar la realidad, no podía hacer ningún ataque porque sería exponerse principalmente a las descargas eléctricas, que serían atraídas por los metales de sus armas. Las operaciones estuvieron dirigidas por el general “Halcón” y consistieron en el despliegue de fuerzas en tres frentes. El comando “Chano” en las riberas del río Guacamayo; el comando “Carachupa” en el río Collpa y el comando “Karlos” en el río Huaynaybamba.

Operativo final

Pero en la mañana del pasado jueves nueve, todas las deudas estaban saldadas. “Artemio” fue capturado a solo 50 kilómetros del Parque del “Río Abiseo”. Estaba imposibilitado de escurrirse hacia un nuevo y seguro escondite. Tenía las heridas de las manos infectadas y necrosadas por efecto del “escopetazo” que recibió en las manos al empujar el fusil de sus atacantes hacia un lado.