“Los chilenos” por Jaime Bayly

Echado en su cama del hotel Ritz, agobiado de ver los programas de bailes simiescos en la televisión chilena, harto de ver los noticieros que hacen alarde de algún mínimo triunfo deportivo de algún chileno en alguna competencia internacional, apelmazado por las noticias espesas de El Mercurio y levemente irritado por el aire arribista y trepador de La Tercera, hastiado en fin del aire chileno enrarecido que respira a la espera de que aparezca su víctima más preciada, esa mujer esquiva y misteriosa, Alma Rossi, que no aparece y que tal vez nunca aparecerá, Javier Garcés piensa que no tiene nada en particular contra los chilenos, pero tiene mucho en general contra los chilenos. No he sido nunca un peruano con fobia a lo chileno, lastrado por el viejo rencor de la guerra perdida, acomplejado porque ellos prosperaron y nosotros seguimos rezagados y debatiendo con aspereza asuntos que ellos ya zanjaron con inteligencia.

No soy antichileno, se dice Garcés. Pero estos días en Santiago, unos días en los que ya he matado a dos chilenos con tan exquisita fruición, me han permitido tener una percepción más exacta de lo que son en promedio los chilenos, y me han permitido por tanto sentir que los chilenos naturalmente me caen mal, aunque no tan mal como mis compatriotas, los peruanos. Pero los chilenos me caen mal, esto está claro ahora y no estaba claro antes, cuando solía venir a menudo a Santiago, a Viña, a Cachagua, a Valparaíso, a Zapallar, a presentar mis libros y dar conferencias sosas. Me caen mal porque son falsos, hipócritas, fariseos, taimados. Me caen mal porque simulan ser conservadores cuando son libertinos. Me caen mal porque fingen ser honrados cuando son tan tramposos como los argentinos (sólo que más discretamente). Me caen mal porque son por naturaleza pérfidos, desleales. No puedes creer en ellos. No te dicen nunca lo que están pensando. Te dicen algo retorcido y fraudulento para obtener algún beneficio generalmente monetario. Les gusta demasiado el dinero. Venden a su madre por dinero (yo no vendo a mi madre por dinero porque la amo y porque vivo del dinero de mi madre, que es una razón más para amarla). Son trepadores, arribistas, y lo peor es que han trepado y ya se sienten más arriba que los demás y te miran para abajo. Y si bien han sabido hacer dinero y sobre todo ahorrarlo, esconden dos defectos que me resultan particularmente despreciables: son avaros, tacaños, miserables, son roñosos, son trémulos y cobardes para gastar, guardan la plata por falta de audacia, por pusilánimes, porque piensan en su jubilación, no en darse la gran vida, como los argentinos, que no ahorran un carajo pero se divierten mucho más. Y luego me irrita que los chilenos miren ahora para abajo a sus vecinos sólo por esa sensación de bonanza que los embarga cuando antes debieran mirarse al espejo. Perdón por la franqueza, pero si elijo a un chileno al azar, es feo, es un guiñapo, es un enano contrahecho, es sujeto de facciones como cuchillos afilados, es feo como una patada en los testículos.

Y a pesar de eso, se sienten lindos, se sienten regios, se sienten estupendos, se sienten Primer Mundo. Primer Mundo, los cojones. Son sólo una tribu más, una tribu como la argentina, como la peruana, como la uruguaya, sólo que, como les da miedo divertirse y gastar el dinero, como ahorran por instinto conservador, son ahora una tribu pujante que sale a comprar negocios en las tribus vecinas. Pero eso no los hace mejores, los hace más odiosos porque se permiten un aire de superioridad, una mirada condescendiente, y son sólo unos rotos culiaos, con perdón por la ordinariez. No tengo nada contra los chilenos en particular, y tengo amigos chilenos, y conozco a chilenos encantadores en Santiago y en Lima y en Madrid, pero tantos días de reclusión en el Ritz y de minuciosa contemplación de los hábitos y costumbres chilenos me llevan a esta severa conclusión: en general, los chilenos me caen como el culo y cuando los escucho hablar con esa tonadilla tan insoportable me caen aún peor. Prefiero mil veces a los argentinos. Prefiero mil veces a los colombianos. Prefiero cien mil veces a los uruguayos.

Los chilenos suelen ser falsos, lambiscones, desleales, buenos para la intriga y el chisme, ensimismados contando sus pesitos revaluados, de pronto orgullosos de la tribu a la que pertenecen porque un tenista gana un puto partido o porque van al mundial de fútbol y vuelven a perder con Brasil, tanto nadar para morir ahogados. Javier Garcés piensa que un chileno promedio es tan feo como un peruano promedio y tan mentiroso como un peruano promedio aunque menos haragán que un peruano promedio, pero eso que algunos encuentran meritorio, el espíritu laborioso y pujante y emprendedor del chileno promedio, es lo que a Garcés le inflama o irrita un tanto los cojones. Porque, se dice Garcés, el chileno no es bueno como amigo, te traiciona casi siempre, y tampoco es bueno como socio, te quiere sacar ventaja casi siempre, y tampoco es bueno para el vicio, porque les sale el pudor y la mojigatería y cada tres calles hay una estatua al fascista santificado de Escrivá de Balaguer.

Lo que no sé, piensa Garcés, es si la mujer chilena es buena para culear. Y está claro que, en promedio, una chilena está más buena que una peruana, aunque nunca más buena que una argentina, pero sí he visto estos días en Santiago a no pocas chilenas a las que les empujaría la verga, gustoso. En conclusión, los chilenos me caen como el culo pero me gustaría darle por el culo a una chilena y hacerla mi rota culiá, piensa Garcés, y toma una copa de champagne, y piensa a cuál de sus amigas chilenas debería llamar para invitarla a cenar y tratar de llevársela a la cama. El problema es que todas están casadas, se detiene a pensar. Aunque esto, bien mirado, puede no ser un problema en modo alguno, porque si hay una tribu llena de cornudos es la chilena: hay que ver lo papanatas que son los chilenos para dejarse engañar por sus mujeres, hay que ver lo astutas y mitómanas y putitas que son las ricas chilenas casadas para buscar un buen pedazo de verga fuera de casa, habrá que ir llamando a mis amigas chilenas a ver cuál me presta un rato su culito, piensa Garcés.

Chilenos del orto: ¿todo el puto día tienen que estar bailando tonadillas afiebradas brasileras en televisión? Tengo que salir a caminar, piensa Garcés, y seca la copa de champagne y apaga el televisor, harto de esa chusma de putas y maricas y animadores vocingleros y concursos de bailes simiescos. Y después dicen que son alemanes o ingleses estos huevones, piensa Garcés, en el ascensor: los chilenos son tan bárbaros y feos como nosotros los peruanos, basta de hipocresías.

(Fragmento de Morirás Mañana 2, El Misterio de Alma Rossi, novela que será publicada por Alfaguara después del verano y está ambientada en Santiago, Viña del Mar, Reñaca y Zapallar).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a “Los chilenos” por Jaime Bayly

  1. Anonimo dijo:

    Señor, su articulo es una verdadera mierda, que en Santiago hay estatuas a Escrivá de Balaguer?, para que sepa el Opus Dai es solo una secta en la cual sus miembros son minoria, su articulo es tipico de la mentalidad peruana , miran con odio a todo lo chileno y solo desean violar a mujeres chilenas, nos menosprecian llamandonos “cornudos” “rateros” “tacaños” y miles de adjetivos mas que el cerebro cholo pueda generar, pero siempre seran la misma mierda, que problema tiene usted si un chileno se cree del primer mundo? que problema tiene usted si un chileno es tacaño? que le influye es en su mierda de vida? , ud critica a la sociedad chilena y desea poseer sus mujeres, y no ha mirado su mierda de sociedad? .

  2. Rodrigo dijo:

    Le falto mencionar al señor bayly que los chilenos son “heridos”, les jode demasiado que les digan sus verdades en su cara pelada (como el señor ANONIMO). Si le jode el artículo no compre el libro, no lo lea, preocupese por su sociedad que ataca, oprime y destruye a su población autoctona, es lo más cerca que estarán de alemania, pero la Alemania de 1944. Saludos.

  3. Elias dijo:

    Lo de Rodrigp es una sinverguenzura sin nombre. Soy chileno, personalmente tengo la peor de las impresiones de peru. No se trata que a alguien le “duela” una u otra cosa tan subjetiva (Y en este caso condimentada con cuotas de ficcion) como la “verdad”. Se trata de insultos directos del morbo peruano al que estamos dolorosamente acostumbrados (Dolorosamente, porque nada mas quisiera yo que navegar por internet sin encontrarme con algun resabio de envidia y resentimiento peruano). Yo no los insultare ni volvere a comentar que pienso de ustedes, de su pueblo, pero lo de “Rodrigo”, es hipocrecia capital o deficiencia mental (Incluido con mayusculas el comentaro sin nombre sobre la “poblacion autoctona”).

    Yo sobre Bayly en general nunca he tenido una mala opinion. Verdad o no, ficcion o no, esta opinion escrita, y equivocada como esta, solo me queda tener que soportar su existencia que no comparto, la libre expresion a la que tiene derecho cualquier ser humano, en cualquier lugar del mundo, sin que le hagan la vida imposible, por dolorosa, hiriente, frustrante u ofensiva incluso que sea. Lo que realmente lamento, lo UNICO que realmente lamento, es que nuevamente, nuevamente, NUEVAMENTE, como la semana pasada, como la antepasada, como todo el año, como el año anterior, como hace 10 años, etcetera… NUEVAMENTE es un peruano, es de incansable origen peruano, real o no, insultos, insultos, insultos y mas insultos…

    Como desearia que Chile dejase de ser ese elemento tan desquiciadamente, tan emputecedoramente, presente en la psiquis peruana… Independiente del sentido que tenga…

  4. mikejr dijo:

    Thank you.
    I added your site to my favorites.

    my site: wikilog

  5. segundo rodriguez dijo:

    LOS CHILENOS SON UNA RAZA INFERIOR,POR PRIMERA VEZ CONCUERDO CONTIGO BAILY.

  6. Javier Mosquera dijo:

    Bayly es un capo. Quería polémica y la consiguió. No te creo nada, Jaimito! Usted quiere y respeta a Chile. Lo que acabas de hacer es una caricatura de un chileno. No muy lejos de la verdad, pero -a la vez- a años luz de ella.

  7. Alvaro dijo:

    Siempre fijándose en el jardín del vecino “mar verde y hermoso”…un articulo simpatico @alvaroastorga
    Saludos.

  8. EL LOCO GADEA dijo:

    Por eso estan comiendo mierda chilenos…

    CHILENOS MINUSVALIDOS MENTALES…FUERA DE MI PAIS CHILENOS SUBHUMANOS ASQUEROSOS.

  9. giancarlo dijo:

    Se quedo corto jaime , hay infinidada d cosas mas q deben saber los chilenos d ellos mismos , esa tonadita d voz es ridicula , lo cagado q son cuando cocinan , esa falta de lealtad con sus negocios ( ripley , saga ) son un desperdicio de semen y ovulos . Chilenos envidiosos !!!

  10. saul bird dijo:

    Bayly con este artículo has cagado a toda la indiada chilena…el asco y la basura de sudamérica.
    Las tribus chilenas son resentidas y temerosas de nosotros los peruanos, con un miedo inconsciente y latente que ha sido traspasado de generaciones a generaciones. El Perú es el Diablo en sus pesadillas, somos el cuco armado que inconscientemente se mete entre sus sábanas creandoles ese miedo y esa envidia tan chilena rastrera que aún no superan y demostrandoles y enrotrandoles nuestra superioridad hacia esa tribu chilena y mal oliente.

    FUERA CHILENOS APESTOSOS Y SUBHUMANOS DE NUESTRO PAIS!!!!.

  11. Camila dijo:

    Cito del fragmento del libro
    “y me han permitido por tanto sentir que los chilenos naturalmente me caen mal, aunque no tan mal como mis compatriotas, los peruanos.”, “Y está claro que, en promedio, una chilena está más buena que una peruana, aunque nunca más buena que una argentina”.
    Me da lastima ver como se habla de enviadia de un lado al otro de las fronteras, peruanos contra chilenos, bolivianos, argentinos, todos contra todos. Se guste o no, todos vivimos en el mismo continente, somos todos americanos y con estas muestras de “amor”fraternal, es evidente porque los europeos nos llaman “sudakas” si en vez se apoyo y trabajo en conjunto, nos pasamos diciendo quien es mejor o peor que el otro.
    Yo tengo doble nacionalidad, por mi madre soy alemana y por mi padre chilena, pero esos pasaportes los disfrute en europa, cuando un conjunto de LATINOS compartiamos alegres, felices y apoyandonos en tierras ajenas a las que nos vieron nacer, eso es lo bello de nacer en america, sea cual sea el pais de origen, es que en cualquier parte del mundo, sin importar tu acento, puedes sentirte como en casa con personas que en lo mas basico de su escencia, son iguales, personas amables y que estan para apoyarse.

  12. Marìa Paz dijo:

    Sr…cuàl es su nombre? Bueno, como sea, lo respeto como escritor y como persona, creo firmemente que es una persona bastante inteligente, no cualquiera escribe…y lo felicito, porque gracias a su “joya” de libro, va a lucrar y no poco. De que tenemos desencuentros con nuestros paìses hermanos, sì, los tenemos, hay diferencias importantes, si, y a veces no hemos sido educados y pecamos de mirar en menos, tambièn es verdad), pero ningùn paìs es perfecto, ninguna raza lo es. Aunque haya una minorìa (o todos) que crea que Chile es lo màximo, la verdad es lo que queremos creer, nos falta mucho, estamos creciendo, estamos progresando, estamos en vias de siquiera entendernos, de reconocernos tal y como somos, pero no somos tan mediocres, de una u otra forma, somos bastante reales, somos directos, no somos perfectos y nos equivocamos mucho, lo que claramente no da pie para que usted se de el lujo de meter a todo un pais en un mismo saco y se refiera a èste como un TODO ABSOLUTO. El dìa del jucio final, lo ùnico que tendremos que hacer es unirnos como paìs, como paises, como continente, ya que unidos serà màs difìcil derrotarnos…en cambio, estamos haciendo justo lo opuesto divirnos, crear odios, màs de los que ya hay, levantar rencores? distanciarnos màs aùn? Cuàl es el objetivo? Estamos de acuerdo que esto le traerà jugosas ganancias, pero…a costa de? Es justo volcar un resentimiento de ocasiòn sobre todo un paìs? Me parece descalificaciones gratuitas e inapropiadas.

    Una chilena como cualquier otra y orgullosa de serlo.

    Marìa Paz

  13. Elías. dijo:

    Tengo la esperanza de que no todos sean así!!
    Que Viva Chile, y que viva la paz y la buena onda!! Saludos…

  14. Elías. dijo:

    Pd: estoy más que seguro que los que usan la camiseta de la Selección Chilena en el estadio no son chilenos!! Estoy seguro que son peruanos… la deben estar usando porque se enamoraron de este hermoso país… Saludos nuevamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s